Residuos


Es probable que quiera
tocar tu suave piel
con mis ásperas manos,
que de ásperas no sé que tienen
pues nada hago.

Pero no lo voy a hacer.
no porque no quiera,
sino porque podría
ensuciar mi rededor
con tus flores corporales.

Y aunque alguna vez
construí una senda con tus pasos,
no quiere decir que voy a recorrer
cada una de tus huellas en busca
de un placer prohibido, para mí tal vez.

Tal vez, en tierras lejanas,
o ya no en tierra sino en alta mar,
encuentre un lugar en mi piel
donde pueda tatuar tu nombre,
y así podré juzgarte como residuo
de una historia sin leyendas,
ni héroes, ni guerras.

Anuncios