Buenos tiempos

Hace un tiempo me había dicho que dejaría de contar historias ajenas, y empezaría a vivir las mías.

Pues bien, debo decir que este año me lo he pasado bien en ese sentido. Pero sobre el estado de los años, de mis años, al menos los de esta década, dedicaré otro post.

Algo que he querido hacer, y de lo cual venía con ciertas ganas de hacerlo desde finales del año pasado, es leer aquellos libros que me había prohibido leer, bien porque no los, porque no los conseguía o porque les tenía miedo. ¿Miedo? Sí, miedo. Siempre le he tenido miedo a esos grandes libros, tipo Rayuela, Cien años de soledad, El principito, incluso; tenía miedo que me defraudaran. Pero este año he decidido librar esos fantasmas, como en otro momento libré otros, y he empezado mi jornada de lectura intensiva.
Sigue leyendo “Buenos tiempos”

De murciélago

Ve, no es por nada, pero eso de la mutación como que se me fue muy en serio… pasé una semana de insomnio, durmiéndome todas las noches a las 2am… ¡que barbaridad!

Yo espero que ya se me haya pasado, porque anoche a las 12 ya estaba bostezando… pues… siempre me dormí a las 2am, pero esta vez sí fue porque estaba trabajando en la compu… y no vagando… ya es una señal.

Debería cambiarme de apodo, empezar a llamarme… Batman…

uppss… alguien ya se me lo robó…

Días fatales, pero esperanzadores

Bueno, estos últimos días han sido bastantes movidos y fatales para mí. Por una parte, el sábado me fue requete bien en clases, y no dejaron muchas tareas, por lo cual no tengo tanta presión como de costumbre. Además, ya estoy terminando todas las cosas pendientes que traía arrastrando desde el año pasado, así que eso indica que pronto estaré metido de lleno en mi monografía de Sociología, y en todo caso, podré hacerme más caso (ya estoy muy gordito y necesito dedicarme más a las clases).

Por otra parte, y a pesar de todo, dos acontecimientos en los últimos días, y particularmente el lunes, han sido muy estresantes: por un lado, ha chocado el carro mi madre, y me ha tocado a mi encargarme de todas las vueltas del mecánico, y por otra, y el mismo día, se me ha perdido la billetera con todos mis docuementos… no puedo sacar dinero del banco, ni manejar, ni entrar a la biblioteca, ni casi nada, porque no tengo ningún documento de identidad, más que mi pasaporte…

¿Qué te pasa, Rodrigo? Andas mal, hay que hacerte una limpia… jajajaja

Ah, por cierto, ya soy Linux user de nuevo. Estoy estrenando el Ubuntu 7.10 en mi nueva Dell Inspiron 1420… el próximo paso será desentenderme poco a poco de Hotmail…

Breve actualización

Hola.

Una vez que he reanudado mis quehaceres en estos espacios virtuales, cabe primero que nada hacer una muy brevísima actualización de las cosas más interesantes que he vivido:

Pues iniciando clases en Comunicación Social, no me va mal. Ambos cursos son interesantes. De igual forma, en Sociología mucho que leer, pero siempre disfrutando de ello; la clase más interesante es Movimientos Sociales, aunque Sociología Urbana y Rural no se quedan atrás tampoco.

La semana pasada estuve en Bluefields con el trabajo realizando unas entrevistas y un grupo focal con líderes juveniles. Descubrí cosas interesantes, como el hecho que existe participación juvenil, más que todo en la sociedad civil. Además, hay una Asociación de Sociólogos de la Costa Atlántica, promovida por la URACCAN y que trabaja en conjunto con el movimiento estudiantil universitario (sí, existen organizaciones estudiantiles consolidades, con alta participación estudiantil y que reciben apoyo y hasta fondos de la universidad -tanto URACCAN como BICU-). La BICU es una universidad bien linda, en términos de infraestructura. Muy bien cuidada.

PD: todos los taxis en Bluefields son Hyundai Atoz…

Hasta el próximo encuentro…