Sin rumbo fijo, te busco

Partimos a medianoche
con la esperanza de encontrarte.
Buscamos en la tierra y bajo las
nubes, y no te encontramos.

Gota a gota, desnudamos
las lluvias del final de esta era
y lo único que encontramos fue
el llanto de los semidioses.

No quisimos despertar con
la idea de no ser tuyo, así
que no dormimos.
Y vagamos, sin rumbo fijo.

Llegamos, al amanecer,
al país sin nombre ni sitio.
Nos perdimos buscándote,
y nos dimos cuenta que
en realidad no existías.
Que eras etérea, y que etéreamente
debíamos creer en vos. En mí.

18-06-05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s