Prefiero lo casual a lo planificado

En este caso, debo decir que por las circunstancias que me llevaron a conocer a este grupo de mujeres vocalistas que no utilizan más que el cuerpo y la voz para hacerte sentir feliz, prefiero elegir la casualidad como modelo de vida que lo estrictamente planificado.

Y es que el haberlas conocido fue un hecho de la más pura coincidencia… una presentación atractiva, confudirlas con otra cantante, y el nombre que la principio me pareció divertivo (aunque es la fecha y todavía no sé qué significa), me llevaron a poner el disco en el reproductor de la camioneta de Donaldo, el dueño del mismo que estudia música en Fermatta, México.

Así pues, quedé enganchado, y mis ánimos de piratería me llevaron a copiar el disco en mi compu que luego, por otras circunstancias, perdí. Sin embargo, el que espera persevera (no creo mucho en la frase, pero aprovechando la casualidad, la ocuparé ahora), y en vista que el joven poeta Adiak Montoya se dirigía a la ciudad azteca a escuchar al maestro Bob Dylan, no dudé en extraer de mis ahorros lo que fuera necesario para comprar el viejo y nuevo disco de este disco acapella.

Muna Zul suelen llamarse, nombre ideal para un grupo con asiduos que disfrutan de una música sin fronteras, tanto musical como lingüística y expresivamente. Canciones como Tomtoya, donde se inventa un nuevo lenguaje, o Posmodern Marcopol’s rap, con una lírica impresionante, dejan entrever no solo la maravilosa voz de estas tres mujeres, sino también la capacidad humana de reproducir una música excelente con pocos recursos…

Aquí les dejo, al menos, un videito de estas mujeres… y el sitio web para que puedan disfrutar algunas de sus canciones:

Sitio web

Video en vivo de “Si de mañana vienes”, del disco Enviaje

Anuncios